¿Se puede enseñar actitudes?

En un programa de capacitación se pueden enseñar conocimientos y habilidades, pero es muy difícil enseñar actitudes. ¿Hasta dónde debe o puede llegar la capacitación corporativa? Eso es lo que se pregunta el directorio de una empresa, el departamento de recursos humanos y los mismos alumnos cuando participan de algún programa de capacitación interno. Veamos estas tres definiciones:

Conocimiento.

  1. Acción y efecto de conocer
  1. Entendimiento, inteligencia, razón natural.
  1. Conocido (persona con quien se tiene algún trato, pero no amistad).
  1. Cada una de las facultades sensoriales del hombre en la medida en que están activas. Perder, recobrar el conocimiento.
  1. Documento que da el capitán de un buque mercante, en que declara tener embarcadas en él ciertas mercaderías que entregará a la persona y en el puerto designados por el remitente.
  1. Documento o firma que se exige o se da para identificar la persona del que pretende cobrar una letra de cambio, cheque, etc., cuando el pagador no le conoce.
  1. Papel firmado en que se confiesa haber recibido algo de alguien, y se obliga a pagarlo o devolverlo.
  1. Gratitud.
  1. Noción, ciencia, sabiduría.

Habilidad.

  1. Capacidad y disposición para algo.
  1. Gracia y destreza en ejecutar algo que sirve de adorno a la persona, como bailar, montar a caballo, etc.
  1. Cada una de las cosas que una persona ejecuta con gracia y destreza.
  1. Enredo dispuesto con ingenio, disimulo y maña.

hacer alguien sus ~es.

  1. Valerse de toda su destreza y maña para negociar y conseguir algo.

Actitud.

  1. Postura del cuerpo humano, especialmente cuando es determinada por los movimientos del ánimo, o expresa algo con eficacia. Actitud graciosa, imponente.

Las actitudes de un orador, de un actor.

  1. Postura de un animal cuando por algún motivo llama la atención.
  1. Disposición de ánimo manifestada de algún modo. Actitud benévola, pacífica, amenazadora, de una persona, de un partido, de un gobierno.

Se trata siempre de enseñar las tres cosas, aunque la tercera es la más difícil: las actitudes de un buen gerente de proyecto se aprenden analizando actitudes correctas en proyectos reales, se aprenden cuando un instructor cuenta alguna experiencia personal, algún problema que sufrió en un proyecto y cómo lo resolvió.

¿Cómo aplica todo esto al mundo PM? Analicémoslo con ejemplos:

Ejemplos de conocimientos de PM: cómo calcular la ruta crítica de un cronograma, cómo diseñar un WBS de un proyecto, cómo realizar un concurso de proveedores para contratar al mejor para nuestro proyecto, cómo manejar el presupuesto del proyecto.

Ejemplos de habilidades de PM: negociación, comunicación asertiva, análisis de negocios, rediseño de procesos, presentaciones efectivas.

Actitudes: liderazgo participativo, proactividad con excepciones al alcance, comunicación efectiva, espíritu autocrítico.

Un libro de PM quizás te enseñe conocimientos. Un buen curso te puede enseñar conocimientos de PM y habilidades. El verdadero desafío es enseñar las tres cosas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s